El fabricante ha advertido que es necesaria la actualización de un software en los sistemas de control de frenado.

Los automóviles afectados pertenecen a las marcas Volkswagen, Skoda y Audi
Los automóviles afectados pertenecen a las marcas Volkswagen, Skoda y Audi

El fabricante ha advertido que es necesaria la actualización de un software en los sistemas de control de frenado (ABS/ESP) instalado en las unidades afectadas para que el mecanismo de detención del vehículo sea completamente fiable.

En algunas pruebas llevadas a cabo por la enseña se ha comprobado que los coches con este fallo no se estabilizan en ciertas situaciones de conducción límite.

La organización señala que solo en Alemania hay 385.000 automóviles afectados de las marcas Volkswagen, Skoda y Audi, aunque la mayor parte, unos 288.000, pertenecen a la primera.