La Nueva Normalidad, combinada con el verano, provocará un incremento en los desplazamientos por carretera. Y la DGT ya tiene una estrategia para controlar los excesos de velocidad con los radares.

En su última comparecencia dentro de la Comisión de seguridad Vial, el Director General de Tráfico, Pere Navarro, ha detallado los planes de Tráfico para la Nueva Normalidad. Y, entre ellos, se encuentran el aumento de controles de la Guardia Civil, la instalación de nuevas cámaras de vigilancia y la incorporación de nuevos radares.

En este último apartado las novedades serán la incorporación de un mayor número de furgonetas para detectar los excesos de velocidad y el incremento de los radares de tramo.

216 cámaras, nuevos radares de tramo y control del uso del móvil

Así las cosas, la DGT colocará 216 nuevas cámaras de vigilancia, capaces de conseguir imágenes en alta resolución. De acuerdo con Pere Navarro estás cámaras, que hasta ahora se utilizaban para controlar el uso del cinturón, también permitirán controlar el uso del teléfono móvil al volante. «Antes se utilizaban para controlar el uso del cinturón y ahora nos sirven para detectar el uso indebido del teléfono móvil mientras se conduce», afirma el director de la DGT.

Por lo demás, el dirigente también ha afirmado que la Guardia Civil ha adquirido una serie de furgonetas que permiten controlar el uso del teléfono móvil mientras se conduce, gracias a su mayor altura respecto a un turismo. Como ya te indicamos en Autofácil hace tiempo, la DGT también generalizará su uso como radares de velocidad móviles.

Precisamente, la sustitución de los radares fijos por radares de tramo sería el último pilar de la estrategia de la DGT para la Nueva Normalidad. Desde el organismo confirman que están sustituyendo los radares fijos por radares de tramo «ya que la obtención de dos imágenes» controladas por satélite nos permite detectar mejor un exceso de velocidad durante una distancia considerable.

¿Son o no radares? Fotos
También cabe destacar que la DGT ha justificado esta campaña con el objetivo de reducir los accidentes de tráfico. De acuerdo con la DGT, el 40% de las víctimas de tráfico se producen por salidas de vía en las que, además, está presente «la velocidad o el exceso de velocidad a lo que siempre después se le suma el consumo de alcohol o drogas y una distracción, principalmente con el uso del teléfono móvil».